1 feb. 2011

Eternos solteros



Una de las consecuencias de hacer una maleta es que te das cuenta de que A: tienes demasiada ropa que no usas B: no caben en ella todos los 'por si acaso' y C: la sección de calcetines está destinada a ser un fracaso. Y es que confesadlo..¿quién tiene en su cajón todos los calcetines emparejados? Nadie. Es una prenda nacida para la eterna soltería. Habitualmente y aunque no haya viaje de por medio repito esta operación, vuelco el cajón, observo el colorido montón de algodón y me digo "paciencia, la lavadora no puede habérselos comido todos". Y a ello me pongo...algunos, los más jóvenes y en forma, aún mantienen a su media naranja al lado mientras que el resto aspira a o bien hallar a su amorcito tras el desorden o ser reemparejado con otro de similares dibujos o texturas. En el peor de los casos vale también un tamaño parecido (truco del estiramiento incluido); Aún así y nos pongamos como nos pongamos, el cajón nunca cuadrará. De hecho, tengo sobre la mesilla el resultado de mi última intentona: catorce solteros sin remedio que me mirán tristes y me dicen ¿qué vas a hacer con nosotros?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario