29 abr. 2011

Boda en la redacción

Por mucha igualdad de género que logremos, hombre y mujeres continuaremos siendo distintos en muchas cosas. Y menos mal, por otra parte, que si no qué aburrimiento. La archifamosa boda de William y Kate me ha pillado en la redacción y en día de cierre. Ésto, no obstante, no ha sido impedimento para que la chica de recepción nos haya llamado con un “ahí llega la novia!”, una llamada de la selva a lo que todas las mujeres, sin excepción, hemos acudido corriendo, para plantarnos delante del plasma colgado en la pared. Desde la auxiliar hasta las directoras, nadie quería dejarlo pasar. En realidad, es de esas cosas que ni te van ni te vienen mucho pero oye, un cotilleo es un cotilleo. Opiniones sobre el vestido, comparaciones con la fallecida Lady Di, sobre la cantidad de público que veía el acontecimiento en directo y picoteo de gominolas formaban una escena estereotípica que ha interrumpido la entrada de un jefe a la recepción. Ha mirado asombrado y ha dicho ¿qué ocurre?, para seguir con un…"qué susto me habéis dado, creía que había un atentado o algo así!!".
Ni un sólo chico (creo que alguno ha tenido ganas, pero no se ha atrevido) ha acudido a nuestro corrillo marujil que se ha alargado unos quince minutos, para al final no poder ver el ‘sí quiero’ ya que el recorrido de Kate (permitidme que la tuteé) ha sido de lo más pesado.
Al volver a nuestros puestos los chicos han comentado lo típico: “es increíble”, “menuda ridiculez” y otra sarta de opiniones masculinas habituales ante este tipo de acontecimientos. Yo he replicado a éstas con otro clásico: “pues anda que vosotros, que os volvéis locos por once tíos detrás de un balón”. Tema sagrado. “Es que eso es deporte, no, no sólo deporte, es un espectáculo!”-ha sido la respuesta.
Y así hubiéramos podido seguir horas. Son batallas dialécticas condenadas a no ser vencidas nunca. Y entre nosotros…si yo estuviera de acuerdo con ellos, tampoco lo admitiría.  Es que hay tradiciones que no deben perderse. Pues hala, qué vivan los novios!!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario