23 mar. 2011

El efecto Bárbara Streisand y las redes sociales

Con esto de las nuevas tecnologías ninguno estamos a salvo. Y de ello no se libran ni los famosos. Cuentan los mentideros de Hollywood que Bárbara Streisand está profundamente enfadada por dar nombre a uno de los efectos más puñeteros de las redes sociales. La actriz demandó a Google Earth cuando dicha aplicación del gigante de internet se disponía a tomar fotografías de la exclusiva zona donde vive. Streisand debió pensar que esas cosas tienen que soportarlas el común de los mortales, pero no ella y se negó a que la gente común viese con detalle las vistas aéreas de su casa. El juez le dio la razón y ordenó sombrear ese tramo de calle, si bien esto no supuso alivio para el sufrimiento de la intérprete. Dados como somos los humanos al cachondeo, algunos de sus conciudadanos incluso alquilaron avionetas para tomar sus propias fotografías y otros se convirtieron en ávidos paparazzis a pie de calle colgando todo ello en la red. ¿El resultado? Pues la casa de Streisand finalmente fue mucho más observada de lo que lo habría sido de haber permanecido ésta callada.
Y es que las redes sociales las carga el diablo. Hay que hacer un uso muy medido e inteligente para que no se vuelvan en tu contra y ser muy consciente de que la comunicación ha cambiado de manera vertiginosa y que los ciudadanos son ahora quienes determinan, en gran medida, el éxito de una campaña de marketing o una idea concreta. La figura del 'Community Manager' no es aún muy conocida si bien va a ser un cargo totalmente imprescindible en toda empresa que se precie. Querer limitar las intervenciones ciudadanas ya no tiene futuro y la única posibilidad es unirse a ellos controlando en todo momento qué opinan y gestionando con acierto posibles crisis de imagen mediante una información sincera y clara.
A nivel personal los peligros son obvios y más vale pensar dos veces a quien admites en tu mal llamado círculo de 'amigos' virtual y no caer en la trampa vanidosa, de querer superar a tu entorno en número de seguidores. Si a esa persona que te mira desde su avatar con cara sonriente te la cruzas por la calle y apenas te saluda...por qué sí incluirla en tu mundo paralelo?. Puede salirte muy caro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario