18 dic. 2011

La siesta navideña

Como se acercan fechas navideñas y no veo la hora de hacer la maleta e ir a casa, voy de dejar mis reivindicaciones para más adelante. Hagamos un paréntesis en la lucha personal de mi blog y dejemos por unos días, de narrar las surrealistas dificultades de esta treintañera para encontrar un trabajo que reúna las mínimas condiciones exigibles. Es hora de reuniones familiares, mazapanes, turrones y bombones, de estar entre los tuyos y achucharte en el sofá a la vista de una empalagosa película que insinúa cómo en estas fechas, todo es posible. Y en enero, ya veremos. Que hasta los más obstinados, necesitamos un descanso.
Que paséis unas fiestas inolvidables...Felices Fiestas y muy buena entrada en 2012 a todos!.