6 feb. 2015

Apatía literaria y otros males del mundo

Mi ordenador ha vuelto, supongo que a su estilo, es decir momentáneamente e imperfecto, pero menos es nada. Las dificultades tecnológicas son solo una parte de esta apatía de letras que me invade últimamente. El cansancio es la otra mitad, aunque espero volver a la normalidad pronto ayudada de un recien adquirido cargamento más multivitaminado que Super Ratón. Lo único que podría destacar de este mes es mis múltiples y variados intentos de encontrar algo que hacer. Algo divertido,añado. Que no es que una sea la reina de la sosería,si no que el frío,la oscuridad y levantarme según el día entre las 4.30 y las 6 no ayuda mucho. Y está resultando como dicen aquí una "hard task" a pesar del empeño que le vengo poniendo. Debe ser que me falta inspiración. De hecho, en mi última visita al médico al borde del arrastre la buena señora me mandó "comer porquerías" (literalmente "eat naughty") y ni ello me ha servido de motivo para iniciar uno de mis clásicos post-protesta. Con este espíritu no me aceptarían en 'Podemos', no. (Cosa que si vosotros no tenéis claro si es buena o mala imaginaros yo que ya tomo el té de las cinco). Mientras me vuelve la musa o las vitaminas hacen su trabajo aprovecho para desearos un buen febrero. See you soon guys.